Rendimiento ejecutivo, mejor hablemos de rendimiento personal

Al comenzar los primeros pasos en el mundo profesional, son muchos los que se imaginan en el futuro gestionando equipos, tomando decisiones o planificando estrategias. Convirtiéndote en lo que comúnmente llamamos un ejecutivo. Puede que ese término ya quede un poco de los 90, pero lo cierto es, que ha habido un interés creciente en cómo las personas que ocupan este tipo de posiciones son cada vez, máquinas mejor engrasadas para tener resultados exitosos y en poco tiempo.

Y ahí veo yo el problema, que se le pide al ejecutivo, al líder, que se convierta en una maquina que no siente ni falla. ¿dónde queda la persona? ¿acaso no se debe hablar de rendimiento personal más que de rendimiento ejecutivo?

Conceptos como el rendimiento mental, el biofeedback o neurofeedbak, han venido para quedarse y por fin, se entrena el rendimiento desde un punto de vista científico y completamente centrado en la persona, tratándola como un ser humano con sentimientos, emociones y libre albedrío.

Al fin y al cabo, que un directivo o líder sea efectivo y productivo, va a depender al cien por cien de su capacidad cognitiva, de si su cerebro está ajustado, en sincronía con el resto de su cuerpo. Somos razón si, pero también pura emoción ligada a impulsos eléctricos y bioquímica. De nada sirve exigir un alto rendimiento si la persona no está equilibrada, si su corazón no oxigena adecuadamente a su cerebro, si no respiramos de forma óptima, si no entrenamos nuestra concentración y atención, si en definitiva, no sabemos leer lo que nos dice nuestro cuerpo para después usar nuestra mente. Esta falta de conocimiento nos lleva a casi freír nuestro cerebro, a tenerlo al rojo vivo, a exprimirle hasta la extenuación.

El rendimiento ejecutivo, debe pasar por una buena evaluación que te de el campo base para después entrenar, y cuando digo entrenar. Me refiero a darle el mismo tiempo y esfuerzo que le darías al resto de tu cuerpo para estar sano y lucir perfecto en bañador.

Nuestro cerebro también necesita entrenar y saber y conocer cómo está y cómo funciona, se lo merece y lo sabes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*