Entrenamiento de aspectos mentales

¿Te has preguntado alguna vez qué es eso de entrenar la mente? ¿Qué me puede aportar preparar la mente?

Cada vez que se oye el término entrenar, la gente lo suele asociar a mejorar una capacidad física o deportiva (de hecho la RAE lo define así: “Preparar o adiestrar personas o animales, especialmente para la práctica de un deporte.”).

aspectos mentales

Esta definición, desde mi punto de vista, se queda corta por dos razones: no utiliza el término mejorar y no solo se entrenan las capacidades deportivas y físicas, también se puede mejorar cualquier otra aptitud mediante la preparación, al fin y al cabo, todos consideramos que mejoramos en cualquier actividad cuanto más la practicamos.

Una de esas capacidades a desarrollar gracias al ejercicio, sobre todo en directivos y responsables de equipo, son los aspectos mentales. Con aspectos mentales me refiero a aquellos relacionados con el cerebro y que son importantes para la toma de decisiones, como por ejemplo, la concentración, la resistencia al estrés, la inteligencia emocional…

Lógicamente te surgirán dos cuestiones ¿qué me aportará mejorar esos aspectos? Y ¿Cómo lo hago? Esta segunda cuestión depende mucho de cada individuo, por lo que es recomendable seguir unos pasos para poder elegir el entrenamiento necesario. Estos pasos incluyen aspectos como: saber tu estado actual y tu estado deseado en esas capacidades mentales.

Y sobre el qué te aportará, prefiero darte mi experiencia personal. Yo, además de trabajar en Martin Brainon, soy árbitro de futbol sala, y es una actividad donde la toma de decisiones es muy importante y en periodos de tiempo muy cortos. Además de tener que conocer las reglas y contar con unas determinadas capacidades físicas, también es importante poseer unas capacidades mentales muy desarrollas. La decisiones que tomo, las hago en segundos y con la información que he percibido, que no siempre es completa.

Si no hubiera perfeccionado, gracias al entrenamiento, determinadas capacidades mentales, mis decisiones serían muy diferentes, y me podrían llevar a condicionar erróneamente un partido.

Por esto te animo desde hoy a que veas qué puedes mejorar para tomar mejor tus decisiones, detectar tus áreas de mejora y apoyarte en tus áreas excelentes para obtener el mejor resultado posible.

R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*