Cuidando tu organismo puedes aumentar el rendimiento laboral

aumentar el rendimiento

Hay una pregunta, que deberíamos plantearnos de vez en cuando, ¿Cómo puedo aumentar mi rendimiento en el trabajo? Una de las múltiples opciones que tenemos para  conseguirlo y que, a menudo pasa más desapercibida, es cuidarnos correctamente, dormir más y comer mejor. Estos dos sencillos pasos no sólo te harán sentir mejor, sino que harán que tu rendimiento aumente exponencialmente.

Nuestro cuerpo es fundamental para nosotros, en él reside nuestra salud, tanto física como mental, y es con lo que tenemos que vivir hasta el fin de nuestros días. Por eso, deberíamos seguir más a conciencia aquel dicho de “Mens sana in corpore sano” ya que de este modo tendremos nuestra herramienta principal de acción, nuestro cuerpo y sobre todo, nuestra mente, preparados para cualquier evento inesperado, aumentando nuestra eficiencia y efectividad a la hora de realizar nuestro trabajo diario.

Entonces, ¿cómo podemos cuidar nuestro cuerpo de una forma más responsable y eficiente? El primer paso para mejorar tu rendimiento laboral es permitirte alrededor de 8 horas de sueño, porque, tal y como cuenta Greg Mckeown en su libro “Essentialism”  con el ejemplo de unos violinistas, que mejoraban en sus actuaciones según las horas de sueño que tenían; dormir más tiempo, permite que tu cerebro descanse, y se preparare focalizar mejor su atención, y, por lo tanto, tu rendimiento aumentará de forma orgánica.

Otro consejo a seguir, es llevar una alimentación equilibrada, consciente, que conste de una dieta variada, porque si mejoramos nuestra relación con la comida, también cambiará nuestra relación con nosotros mismos. Esta nueva y sana determinación con la comida requiere de un esfuerzo, que implica ciertos actitudes, como pueden ser, la disciplina, el autocontrol y el autoconocimiento, que luego podremos transferira nuestro entorno laboral como una forma de optimizar nuestro rendimiento.

Pero esto no solo es algo que dependa de los trabajadores, porque desde el punto de vista empresarial te interesa que tus colaboradores sean lo más felices y estén lo más sanos posible. Además una empresa que cuida de sus trabajadores automáticamente los convierte en parte de ella, como se puede comprobar con los datos actuales acerca del auge de modelos de empresas saludables.

Ahora que sabes algunos trucos para mejorar el rendimiento laboral propio y de tus colaboradores, ¿Te animas a poner en marcha un plan de salud laboral más allá de la mera prevención de riesgos en tu organización?

JJ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*