La vista del cerebro y otros sin sentidos

¿Qué diferencia la visión de la vista?¿De qué es capaz nuestro cerebro?

El vestido blanco o azul destapó este fenómeno donde nos dimos cuenta que no todos los ojos ven lo mismo, pero, ¿Cómo vemos cerebralmente? El primer paso consiste en diferenciar “la vista” como sentido, de “la visión” como reacción o interpretación cerebral ante estímulos visuales.

Los ojos, solo son un simple mediador entre estos dos aspectos, reciben el estímulo externo que al llegar al cerebro produce una respuesta motora, enfocando la vista en lo que nuestro cerebro decide ver.

A nivel cerebral, el principal espacio reservado para la visión es el lóbulo occipital, aunque se involucren más áreas en menor medida. Este se encarga del procesamiento de imágenes que se captan por la retina y descifra los impulsos eléctricos que llegan desde el nervio óptico, los interpreta y finalmente muestra la imagen.

Desde la corteza occipital se manda la información a todas las partes del cerebro, por eso, las áreas dedicadas a este sentido son considerablemente mayores al resto. Está comprobado que el 75% de la información sensorial de nuestro cerebro proviene de la vista.

Aunque cueste creerlo, el cerebro es más poderoso que la vista, es decir, no podemos ver el mundo como realmente es, si no como nuestro cerebro nos indica que lo veamos, este fenómeno se considera una adaptación evolutiva de supervivencia.

Por lo tanto, aunque la perspectiva o el campo de visión, a priori, parezca el mismo cada uno centra su vista en lo que más le llama la atención, omitiendo otros detalles que pueden ser relevantes para otra persona, así el recorrido visual que hacemos, está influenciado en gran parte, por nuestro cerebro.

Pero, si nuestro cerebro es tan poderoso, ¿Puede engañarnos sin que nos demos cuenta?

imágen de trampa visual

Este es un claro ejemplo de ello, ya que el cerebro crea sensación de movimiento, aunque se trate de una imagen fija. Este fenómeno se encuentra en constante estudio, ya que, es base de innovación para el sector de la óptica o en cuanto a dispositivos móviles, tablets, ordenador…

Si entrásemos en el ámbito de la empresa, supone una gran ventaja, ser consciente de que, cada uno tenemos una visión o percepción distintas a pesar de perseguir un objetivo común.

¿Cómo podemos aprovechar esto como elemento de mejora?, muy fácilmente.

Nunca cierres tus puertas a opiniones de los demás, no te encasilles en tu propia percepción de las cosas y empátate de nuevas perspectivas, a veces nuestro cerebro no comparte esa opinión porque la visión que tenemos de la realidad está limitada por nuestros pensamientos, creencias y opiniones.

“Los ojos no le dicen a la persona qué ver… la persona le dice a los ojos que buscar”.
 Lawrence Macdonald, O. D.

Aquí podéis encontrar otros ejemplos de ilusiones ópticas, que te harán replantearte cada imagen que veas a partir de ahora

http://www.elconfidencial.com/multimedia/album/tecnologia/2015-02-28/asi-te-engana-el-cerebro-ilusiones-opticas-explicadas_719706#0

A.E

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*