Seguridad y salud en el trabajo. ¿Realidad o ficción?

El pasado día 28 de Abril se celebró el día Mundial de la Seguridad y salud en el trabajo, cuyo objetivo fundamental era aumentar la conciencia social, sobre la importancia de trabajar en un entorno donde la seguridad y la salud predominen, promoviendo la integración de una cultura enfocada a la prevención.

El día Mundial de la Seguridad y salud en el trabajo comenzó a celebrarse como un recuerdo a las víctimas de los accidentes de trabajo. Posteriormente, gracias al apoyo de la Organización Internacional del Trabajo, pasó a convertirse en una campaña que se repite anualmente, donde todos los trabajadores celebramos que tanto incidentes, accidentes, enfermedades profesionales e incluso los fallecimientos, se pueden y deben  mitigar.

Las recientes reformas legislativas en el marco normativo de la prevención de riesgos laborales refuerzan la necesidad de integrar la prevención en las organizaciones. La seguridad y salud se puede considerar como una asignatura pendiente para las empresas españolas, ya que los índices de siniestralidad en el país no dejan de aumentar pese a disponer cada vez más de nuevas tecnologías.

Los accidentes laborales generan diversos costes a las empresas. Por un lado, los costes directos como, por ejemplo, los costes salariales, el tiempo perdido por accidente o los costes materiales. Por otro lado, los costes indirectos, los cuales, engloban  costes de producción, perdida de negocio o gastos extras.

Los principales factores que influyen en la siniestralidad laboral, son los descritos a continuación:

  • Baja formación profesional o exceso de confianza en el puesto de trabajo.
  • Desconocimiento o falta de cumplimiento de normas y procedimientos.
  • Insuficiente formación en materia de seguridad y salud en el trabajo.
  • Carencia de planes de seguridad y falta de promoción de una cultura de seguridad.
  • Baja sensibilización.

Los comportamientos seguros y saludables de los trabajadores dependen, en gran medida, del interés mostrado por los directivos. La sensibilización y concienciación en materia de prevención de riesgos laborales debe ser una tarea en la que participen todos los niveles de  la organización, desde los directivos hasta los colaboradores que en ella operan, ya que la seguridad y salud en el trabajo es cosa de todos.

A continuación, te ofrezco una serie de consejos para gestionar una organización, integrando en el día a día pautas sencillas que garanticen la seguridad y salud de tus colaboradores:

  1. Organizar la prevención, es decir, la definición del modelo de organización y de los recursos específicos destinados a esta labor.
  2. Hacer partícipes a los trabajadores de las decisiones preventivas, ya que esto es fundamental para integrar realmente la cultura de seguridad.
  3. Evaluar los riesgos laborales. Se entenderá como riesgo laboral la posibilidad de que un trabajador sufra un determinado daño derivado de su desempeño laboral..
  4. Facilitar la información y formación necesarias en materia de seguridad.
  5. Planificar y controlar los cambios. Esto ayudará a minimizar los riesgos derivados de los mismos.

¿Y ahora, a qué esperas? Promueve la seguridad y salud en tu trabajo, difunde el mensaje, pequeños cambios pueden llevar a grandes resultados, ¡No lo olvides, la seguridad es lo primero!

V.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*