Resiliencia el arte de rehacerse

La resiliencia, es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

A veces la vida nos plantea situaciones que superan nuestras capacidades: una enfermedad, una situación inesperada como la que vivimos actualmente con la pandemia del coronavirus, el fracaso de un objetivo, problemas económicos etc.

En este punto tenemos dos opciones: rendirnos o sobreponernos y salir fortalecidos, es decir, apostar por la resiliencia.

La resiliencia es algo que todos  podemos desarrollar, te voy a contar 6 puntos a entrenar para que puedas ser una persona más resiliente:

1. El autoconocimiento y autoestima

El autoconocimiento es un arma muy poderosa, saber cuáles son nuestras principales fortalezas y debilidades, poder trazar metas objetivas y realistas e identificar los aspectos en los que podemos mejorar es un camino directo a fortalecer nuestra autoestima y autoconfianza.

Con un mayor conocimiento podemos procesar más eficazmente las dificultades que encontremos en el camino.

2. La empatía

La empatía es la capacidad de entender al otro, comprender sus propios sentimientos y los de los demás. Cuando la desarrollamos incrementamos nuestra red social de apoyo. Un punto muy importante para ser una persona resiliente.

3. Autonomía

La creencia de que uno puede influir en lo que sucede a su alrededor, perdiendo el temor a causas ajenas a nuestro control va a hacernos más fuertes y nos va a movilizar hacia la resolución de dificultades que de otra forma se alargarían en el tiempo.

Afrontar la adversidad con humor es propio de personas resilientes. Ser capaces de reírnos de la adversidad y sacar una broma de las situaciones difíciles nos ayuda a superarlas y mantenernos fuertes y optimistas ante la incertidumbre.

4. Conciencia del presente

Las personas más resilientes tienen el hábito de vivir en el aquí y ahora, sin que el pasado o el futuro le enturbie el momento que están experimentando. Disfrutan de los pequeños detalles; de esta forma es más fácil enfocarse en los aspectos positivos que nos ofrece cualquier situación, complicada o no.

La conciencia del presente, puede resultar complicada con los ritmos de vida actuales pero hay formas de entrenarla, por ejemplo a través de la respiración.

5. Incertidumbre

Una realidad es que en general solemos tolerar mal la incertidumbre. Una forma de ganar seguridad en nosotros mismos y vivir con menos tensión es precisamente, aprendiendo a lidiar con la incertidumbre, por ejemplo a través de la flexibilidad.

Esto, no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo las distingue es su capacidad de lucha, pero cuando esta deja de tener un sentido, pueden cambiar el rumbo abandonado su objetivo inicial.

6. Sociabilidad en las personas resilientes

Las personas con resiliencia saben cultivar y valorar sus amistades. Generalmente se rodean de personas que mantienen una actitud positiva ante la vida. De esta forma, logran crear una sólida red de apoyo que les puede sostener en los momentos más difíciles.

Espero que te hayan sido de ayuda estos consejos y que puedas alcanzar tus objetivos desde la resiliencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*