Rendimiento ejecutivo, mejor hablemos de rendimiento personal

Al comenzar los primeros pasos en el mundo profesional, son muchos los que se imaginan en el futuro gestionando equipos, tomando decisiones o planificando estrategias. Convirtiéndote en lo que comúnmente llamamos un ejecutivo. Puede que ese término ya quede un poco de los 90, pero lo cierto es, que ha habido un interés creciente en cómo las personas que ocupan este tipo de posiciones son cada vez, máquinas mejor engrasadas para tener resultados exitosos y en poco tiempo.

Y ahí veo yo el problema, que se le pide al ejecutivo, al líder, que se convierta en una maquina que no siente ni falla. ¿dónde queda la persona? ¿acaso no se debe hablar de rendimiento personal más que de rendimiento ejecutivo?

Leer más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*