Pensamiento lateral

El pensamiento lateral es una habilidad operacional para desarrollar nuevas ideas. Es una forma deliberada de creatividad de ideas, basada en la comprensión de cómo funciona el cerebro como un sistema de información autoorganizado. La mente establece patrones asimétricos y el pensamiento lateral es una forma de trascender esos patrones lateralmente, en lugar de avanzar secuencialmente.

Según Edward de Bono, el padre del concepto del pensamiento lateral:bono2

“Lo mejor del pensamiento lateral es que cualquiera puede emplearlo”

Y lo mejor de todo, es que aquellos que saben «menos» los niños, suelen ser el nicho demográfico que mejor lo comprende. Esto se debe a que para poder pensar de una forma lateral lo que debemos hacer es romper las estructuras lógicas clásicas que tenemos en nuestra cabeza, un número no solo es un número y los enunciados no establecen normas como tenemos los «mayores».

Yo me declaro un fan de los retos del pensamiento lateral, y si hace un tiempo me comía la cabeza con uno que consistía en dibujar un cuadrado con tres lineas, esta semana me ha tocado unir puntos con lineas sin levantar el boli del papel y con límite de lineas rectas.cuadrado-tres-lineas

Gráficamente, el pensamiento lateral es tomar un problema y observarlo desde puntos de vista que no son usuales, para mí es como poder levantar una operación matemática y mirarla desde abajo, o desde atrás.

 Los cuatro elementos clave para resolver un problema usando el pensamiento lateral son:cuadrado_con_3_rayas

  • Comprobar las suposiciones: Con una mente abierta podemos analizar el enunciado mostrado y buscar lagunas, por ejemplo al dibujar un cuadrado con tres lineas, explícitamente no te estoy obligando a usar tres lineas para dibujarlo, puedo estar simplemente diciendo que el cuadrado contenga esas tres lineas, «Dibuja un cuadrado con tres lineas»=»Dibuja un árbol con unas manzanas)
  • Hacer las preguntas correctas: Primero, empezar por preguntas generales para enmarcar bien el problema, luego con los datos conocidos hacer preguntas más especificas para someter a examen las hipótesis planteadas más obvias, por ejemplo ¿Tengo que utilizar tres lineas para hacer el cuadrado?
  • Creatividad: La imaginación es clave, para poder resolver cualquier problema debemos tomar perspectiva y salirnos de lo establecido. Al enfocar el problema desde un angulo distinto, podemos sacar mucha información.
  • Pensamiento lógico: Aunque debemos modificarlo en cierta medida, no podemos olvidarnos de buscar razonamientos lógicos. Todos los problemas tienen una solución explicativa que cuadra con la realidad en que vivimos, por tanto no hay que dejar de lado la lógica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*