La percepción de riesgo en nuestra vida cotidiana

El día 11 de diciembre de 2018, justo hace un año, sentí algo que nunca antes había experimentado. Esto no es ni más ni menos que el sentir que mi vida corría peligro.

Siempre tenemos una percepción del riesgo muy diferente a la de los demás y yo ese día 11 de diciembre lo viví. Era un día cualquiera de invierno. Salía de la biblioteca Antonio Machado en San Blas e iba con prisa; me paré en el semáforo; el primer error lo cometí cuando decidí cruzar el paso de peatones con el semáforo en verde para los coches, sin cumplir con las reglas de la DGT. El segundo fue que, al mirar a los dos lados, vi un coche acercarse y en vez de esperar a que pasara, decidí cruzar. Tras decidirme a cruzar y casi ser atropellado, por mi cabeza pasaron una serie de preguntas. Otra persona quizá con una mayor percepción del riesgo se hubiera parado y hubiera cumplido las reglas sin tener este sentimiento.

¿Por qué decidí cruzar sabiendo que es peligroso y poco seguro hacerlo? ¿Qué hubiera pasado si me atropella ese coche? Estas son algunas de las preguntas que surgen a cualquier persona que realiza un acto imprudente y yo no iba a ser menos.

Como puedes observar, es importante trabajar esa percepción para así tener una mayor seguridad a la hora de actuar, tanto en tu trabajo, como en tu día a día. Esos accidentes e incidentes que tuve a lo largo de mi vida, parte de ellos fueron provocados por mi baja percepción del riesgo.

Esto que te cuento, quizás te haya pasado a ti también, sin ir más lejos leí una noticia en la cual nos cuenta que Tom Cruise fue casi atropellado rodando Misión imposible 5, en Piccadilly Circus, en Londres. Puede que le pasara exactamente lo mismo que a mí. Él tenía prisa por llegar a un lugar, esto y una mala percepción del riesgo le llevaron a cruzar la carretera y casi fue atropellado por un autobús.

No es la primera vez que Tom Cruise se ve en una situación de riesgo. En la película de Misión Imposible 6 estaba grabando una escena de acción en la cual debía saltar entre dos tejados, y al realizar el salto, se quedó corto sufriendo un impacto contra uno de ellos.

Yo te propongo, a ti y a Tom Cruise, que dediques más tiempo a trabajar la percepción del riesgo, esto te ayudará a ir de más seguro en tu vida cotidiana y laboral.

P.M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*