“La neurociencia en la Gestión del cambio empresarial”

¿Aún no sabes por qué la Neurociencia cognitiva, el cerebro humano y sus funciones , son claves en cualquier sistema de gestión empresarial?

neurocienciaCasualmente, desde hace varios años, nos encontramos ante un mercado laboral cambiante, ¿realmente pensamos que dejará de ser así? ¿Que todas las empresas adoptarán la dinámica correcta y empezarán a funcionar los nuevos sistemas de procesos milagrosos?

Este paradigma nunca terminará hasta que entendamos que las herramientas del cambio, deben ser las propias personas, y para ello, debemos conocerlas, desde el interior.

Últimamente, el neuroliderazgo, la neuroeconomía, o la neurocomunicación, son conceptos que rondan a nuestro alrededor y proponen soluciones a nuestros problemas, pero, ¿sabemos realmente de qué trata esta nueva corriente, que promete solventar cambios y conflictos organizacionales?

Alejados de los anticuados y autoritarios sistemas lineales de control, el mundo de la empresa abre cada vez más sus puertas al trabajador, más allá de su escritorio y pantalla de ordenador.

El error y el éxito forman parte del proceso y desarrollo profesional, impulsando la innovación y generando nuevas perspectivas. La empresa se convierte en un ente vivo y dinámico formado por personas y las relaciones entre ellas.

Por ello, si queremos cambiar la empresa, debemos cambiar su núcleo y soporte principal, ante estos paradigmas de gestión, liderazgo y comunicación, nos decidimos por el camino hacia la mente de la persona y sus líneas de actuación intrínsecas.

Son muchos los estudios que afirman que, el proceso de toma de decisiones en la persona, se realiza finalmente de manera inconsciente; entonces, si conociéramos el funcionamiento de éste, podríamos anticipar errores o decisiones equivocadas, en su mayoría a causa de precipitarnos o no concluir razonadamente.

Por lo que, trasladar las prácticas en Neurociencia, puede suponer una gran ventaja en la empresa, ya que, desarrollar técnicas cognitivas facilitará la consecución de logros tanto profesionales como personales, incentivando la innovación y mejorando la comunicación interna.

Alinear los objetivos de las personas con el objetivo y filosofía de la empresa, dará al trabajador la importancia que merece y cubrirá su necesidad de pertenencia al grupo, aumentando así su implicación y compromiso.

Cuando hablamos de cambios empresariales, surgen etapas de crisis e incertidumbre interna, que son parte natural de la persona que sale fuera de su zona de confort. Cambios que el cerebro rehuye y crea sentimientos de temor ante lo desconocido.

Para que un proceso de cambio sea exitoso se deben tratar concretamente el rendimiento y actuación de las personas, acompañándoles a un estado de seguridad y confianza tanto, en sí mismos, como en la organización a la que pertenecen.

La neurociencia y sus técnicas, nos ayudan a entender la resistencia de las personas al cambio o cualquier conflicto, venciendo así sus creencias negativas o limitantes a fin de unificar fuerzas que reconduzcan el barco a su puerto de destino.

A.E

 

Bibliografía:

  • Antonio Damasio,“el cerebro creó al hombre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*