La importancia del secreto profesional

La confidencialidad gana valor cuando tu trabajo consiste en conocer de lleno el funcionamiento interno de una empresa, por ello le damos una importancia especial dentro de la escala de valores que componen y hacen único a Martin Brainon.

valor confidencialidad

¿Regalarías tus datos personales a cualquiera?

En una época en la que entregamos nuestros datos a diestro y siniestro cada día, asegurar la confidencialidad resulta indispensable. Es por ello que debemos ser conscientes de a quién mandamos nuestra información privada. Desde tu número de teléfono, tu lugar de residencia, fotografías de tus hijos o incluso tus gustos y preferencias.

Actualmente, con nuestras acciones en la red y rastros indexados en los motores de búsqueda, somos un libro abierto para cualquiera, aceptando cookies y permitiendo que los anuncios push nos bombardeen continuamente atacando el valor y la dignidad inherentes a cada persona.

No somos conscientes del peligro que acarrea para nuestra integridad personal e incluso física, ya que es muy común el incumplimiento de la “Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, cuyo objeto es garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar”.

Son muchas las compañías que tienen sus propios términos y condiciones, los cuales aceptamos sin dudar y en escasas ocasiones
—por no decir casi nunca— leemos, políticas de privacidad que desconocemos por completo, convencidos de que esos datos se perderán en la inmensidad de la web.

A nadie le gustaría vivir en un escaparate en el que es observado las 24 horas del día —salvo aquellos concursantes de reality show— donde nuestra privacidad es invadida. Esta situación se camufla a través de una red de la que apenas existe conciencia por parte de la población en general.

Parece algo inconcebible, incluso inverosímil, pero se trata de una realidad, de lo que ocurre a diario con nuestra exposición continua en el mundo virtual.

Por esta razón, cada vez más la confidencialidad es sinónimo de calidad y que una empresa ofrezca este seguro, aporta un valor incomparable a su trabajo y tranquilidad a un cliente que sabe que sus datos e información más confidencial no será divulgada ni utilizada para actos no consentidos.

A.E

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*