Gestión del contexto organizacional: En torno al entorno

Hablar de cambio está de moda. También lo está la gestión de los cambios. “Todo cambia, nada permanece”, “renovarse o morir”,… y muchas otras, son frases que, sin duda habrás oído a lo largo de tu vida.

Adaptación-y-flexibilidad-Los-beneficios-del-cambio

Parece que, de repente, el mundo ha empezado a reflexionar sobre algo tan natural como es el cambio. Nuestro propio organismo está en continuo cambio, desde la creación del cigoto hasta la descomposición de la materia tras detenerse las funciones vitales. Y, del mismo modo, todo, absolutamente todo experimenta procesos de cambio, transformación, con el transcurrir del tiempo.

Lo que ocurre, quizá, es que ahora algunas personas se están dando cuenta de que, una cosa es el cambio continuo, suave, casi imperceptible que parece rodearnos en nuestra rutina diaria, y otra diferente es la sensación de vértigo que puede producirnos el hecho de sentir que los cambios que se producen en nuestra vida y fuera de ella, sean impredecibles y se escapen a nuestro control.

El entorno está cambiando más rápidamente que nunca; el clima, la sobreexplotación de los recursos naturales, internet y los mercados internacionales, la música y otras formas de arte, todo inmediato, efímero… Y esa sensación de control, de estabilidad que se creía eterna parece, según los expertos, que ya no volverá. Bienvenido al entorno VUCA (Volatile, Uncertain, Complex, Ambiguous)

Ya dijo Charles Darwin, en 1807 que, “no es la especie más fuerte la que sobrevive, tampoco la más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio”. Darwin hacía referencia a la adaptación al entorno, fundamentalmente; según se producen cambios en el entorno, así se ven obligados los individuos de cualquier especie, a ajustar sus formas, hábitos y relaciones para sobrevivir.

Sin embargo, parece que no es tanto adaptarse como gestionarlo de forma tal, que beneficie a la persona y pueda aprovecharlo en su favor. Lo mismo ocurre en el mundo empresarial. El contexto cambiante gestionado de forma apropiada, puede suponer una ventaja para la organización en todos los sentidos, y es el líder el principal responsable de conocerlo y manejarlo. Conocer y gestionar el ecosistema de su compañía, estar al día de lo que ocurre a su alrededor, y otear el horizonte para anticipar las olas que están por venir, podrá facilitar que el líder se mueva con seguridad en el entorno VUCA.

Es la adaptación al entorno, la gestión del contexto, lo que puede determinar que una persona se sienta como “pez en el agua” o como “un pulpo en un garaje”.

O.P.

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*