Feliz Año Nuevo

2016 Calender on the red cubes

En esta semana se nos va el año 2015 y llega el año 2016, y ¿qué es más típico en estos días que mirar la lista de objetivos del año pasado, ver los que se han cumplido y los que no y preparar los objetivos del siguiente año? Y si no los has escrito nunca, es importante hacerlo para poder cumplirlos.

¿No te suele pasar que se cumplen a medias, o algunos ni eso? Esto es debido a que, generalmente, no realizamos correctamente la definición del objetivo. Por este motivo hoy te voy a hablar de la herramienta SMART, y cómo smartizar un objetivo para que el año que viene se cumpla al máximo posible cada objetivo.

La palabra SMART es un acrónimo, en inglés, de Specific (Especifico), Measurable (Medible), Attainable (Alcanzable), Relevant (Relevante), Time based (en Tiempo). Por lo que vemos, la propia definición nos da cinco claves para poder especificar el objetivo ya que debe cumplir todas estas características. Por ejemplo, si uno de tus objetivos es “hacer ejercicio” estaría mal, ya que no es específico, no está descrita la forma de medirlo y no se especifica el margen de tiempo. Un buen objetivo, por ejemplo, sería “ir a correr durante 3 días a la semana 30 minutos, durante los tres primeros meses de 2016”. Que sea relevante y alcanzable depende de cada persona y, por eso, es un objetivo propio.

Otras dos características importantes son que el objetivo te lo tienes que proponer tú, así lo haces relevante y lo cumplirás con mayor interés; y que siempre tiene que estar expresado en afirmativo.

Para lograr todo esto se suele usar la regla de las 7Ps, que son siete topics que te ayudarán a poder encontrar tu objetivo. Estás 7 palabras tienen como objetivo contestar preguntas que te ayudan a poder definir el objetivo

P CUESTIONES
Propósito ¿Para qué quiero definir este objetivo?

¿Qué quiero conseguir?

Provecho ¿Qué resultado espero?

¿Qué resultado espera la organización?

Personas ¿Quién es necesario que participe para alcanzar el objetivo?

¿Quiénes son las personas adecuadas para participar?

¿Cómo vas a implicar a esas personas?

¿Qué esperas de esas personas?

Proceso ¿Qué disposición y disponibilidad tendrán las personas implicadas?

¿Cuánto tiempo me llevará?

Problemas ¿Qué riesgos o dificultades me puedo encontrar al definir el objetivo?

¿Cómo las voy a solventar?

Preparación ¿Qué sería útil preparar o tener pensado de forma anticipada?

¿De qué recursos dispongo?

¿Qué recursos me faltan?

Preocupaciones prácticas ¿Qué recursos puedo necesitar?

¿En qué plazo lo quiero tener?

Con estas dos herramientas será más fácil poder cumplir tus objetivos, y aunque al principio cueste un poco definirlos, la práctica hace que sea más sencillo, y te lo digo por experiencia.

Me despido, en esta última entrada del año, deseándote en nombre de todo el equipo de Martin Brainon un Feliz año nuevo lleno de proyectos y alegrías

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*