El tacto comunicativo, ¿Un sentido o una cualidad?

Cuando hablamos del tacto, en el comportamiento de las personas, nos referimos a varias sensaciones que nos producen la relación entre las personas y objetos entre sí. El tacto es, de los cinco sentidos, el más desarrollado por los seres vivos, le sigue el olfato, la vista, el oído y el gusto.

En realidad, van por orden primitivo. Esto quiere decir que, para poder evolucionar, necesitamos desarrollar más el sentido del tacto, simple y llanamente, porque es el sentido con más receptores que hay en el cuerpo humano, cerca de 170 sensores receptivos por centímetro cuadrado, por dos metros cuadrados de piel hacen un total de 20.000 receptores sensoriales en la dermis; también tendríamos que sumarles los tacto huella arenaque se encuentran internamente.

Por esta razón, por tener que procesar tanta información, el cerebro lo ha ido perfeccionando; de ahí la importancia de este sentido ante las relaciones entre seres vivos.

Cuando hablamos de tacto, no solo lo tenemos a nivel sensorial en la piel, si no también el hecho de comunicar a alguien una información.

Es bueno tener en cuenta el estado anímico y las cualidades sensoriales de la persona para saber qué transmitirle y, sobre todo, cómo transmitírselo, puesto que las maneras de decir las cosas influyen mucho en determinados momentos de la comunicación, ya que, un mal entendimiento del mensaje puede llevar a confusiones y errores por no tener el suficiente tacto al intentar transmitir un tema en un momento determinado.

Por eso, es muy recomendable que estas reflexiones las tengas en cuenta siempre que necesites tener contacto con cualquier persona o ser vivo, ya que, si haces una comunicación con poco tacto se puede malinterpretar e irse al garete una relación de amistad, profesional, o un contrato de trabajo muy importante.

Puede llegar a influir de tal manera en cómo estrechas la mano al presentarte o al dar un par de besos en el saludo, y en tu forma de expresarte en la reunión, que puede ser determinante en las conclusiones finales, solo por el tacto que tengas en determinados actos entre dos o varias personas.

Así que, simplemente, piensa más las cosas, y utiliza tu tacto antes de comunicarlas y tocarlas.

A.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*