El crecimiento empresarial también se entrena

El crecimiento empresarial se puede definir como el proceso mediante el cual una organización aumenta de tamaño o de dimensión. Bajo este punto de vista, existe una relación directa entre tamaño y crecimiento empresarial, dos aspectos que, hoy en día, se investigan en la Economía de la Empresa como disciplina científica.

crecimiento empresarial

Dentro de la extensa literatura sobre crecimiento empresarial, se pueden encontrar diferentes teorías o enfoques que intentan exponer las causas por las cuales las empresas crecen. De forma general se pueden destacar tres tipos de corrientes o enfoques:

  1. El crecimiento empresarial se explica en base a la obtención de economías de escala y de un tamaño óptimo.
  2. El crecimiento de la empresa sirve para aumentar el empleo, el valor de los directivos y para la mejora de estatus de la organización.
  3. Desde la perspectiva económica, el crecimiento representa un aumento del beneficio empresarial, la disminución del riesgo y un mayor poder de mercado.

El crecimiento empresarial y el cambio suelen ir acompañados de incertidumbre, tanto para la cultura de la organización como para sus líderes. En este sentido, cuando se forman nuevos equipos o departamentos, existe el riesgo de que se generen barreras interdepartamentales que no existían antes del crecimiento de la empresa.

Desde el punto de vista sociológico, si el crecimiento empresarial está enfocado en hacer crecer el talento existente, un programa de desarrollo de líderes representa una posible herramienta para el acompañamiento del crecimiento empresarial y los cambios que este acarrea.

La capacitación puede ayudar a evitar un punto de inflexión importante en una organización que se encuentre en fase de crecimiento empresarial. A medida que la empresa crezca, los líderes deberán desarrollar las habilidades necesarias para gestionar con eficacia las necesidades tanto de la organización como de las personas que la integran.

Bajo mi punto de vista, para que el aprendizaje resulte eficiente, es recomendable el uso de dinámicas que reflejen las experiencias comunes en beneficio del grupo, de esta forma, los participantes asentarán los conocimientos mediante el uso de metodologías de formación del tipo experiencial, lo que les permitirá observar las consecuencias de su actuación en un entorno libre de riesgo.

Por otro lado, la incorporación de tecnología en el proceso de formación proporciona un aprendizaje más personal, así como un mayor grado de autoaprendizaje mediante variedad de canales y formatos que proporcionan un proceso más flexible y ágil.

En definitiva, para que los líderes puedan ayudar a conducir el cambio en la organización, sobretodo en situaciones donde el crecimiento empresarial es acelerado, es probable que necesiten la ayuda de un programa externo para realizar esta labor.

V.A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*