Conectar para desconectar, practica Mindfulness en Navidad

¿Alguna vez has sentido que vivías en modo automático?, ¿Eres consciente de todo lo que ha pasado en tu vida desde las vacaciones de verano?. Es momento de parar y vivir el momento presente, practica Mindfulness también en Navidad.

mindfulness navidad

Aprovechando estos deseados días de vacaciones, vamos a aprender a desconectar realmente, ¿La mejor forma de hacerlo? Conecta tu atención plena y vive aquí y ahora. Vivir desde la atención plena o Mindfulness es vivir en tu propio espacio mental, esto no requiere de ningún esfuerzo psíquico, ni grandes dotes de meditación, solo concéntrate en tu respiración, en la disposición de tu cuerpo y siente como la mente empieza a despejarse de preocupaciones, problemas o inquietudes propias del día a día.

No tienes porque estar necesariamente quieto o en posición de meditación, cualquier situación es buena para practicarlo, conseguirás enriquecer cada momento y disfrutarlo al máximo, librándote de pensamientos negativos o emociones en las que te sientes atrapado.

Pero si queremos empezar por la base, hay dos ejercicios fundamentales de Mindfulness que podrás poner en práctica estas fiestas:

  1. Comer prestando atención plena: en primer lugar, despeja la mesa de cualquier distracción posible, como puede ser el teléfono móvil, periódico o Tablet. Olvida esa creencia que nos limita sobre las pesadas e interminables comidas y cenas de Navidad y empieza por disfrutar masticando y saboreando cada bocado que das.
  2. Practica la escucha activa: estamos acostumbrados a hablar esperando que llegue nuestro turno, sin concentrarnos ni profundizar en lo que estamos oyendo. Para evitar que esto nos ocurra, debemos escuchar al otro sin juzgarle, empatizando con él e intentando que nuestra mente no divague.

Dos ejercicios muy sencillos que conforman la base para iniciarse en el mundo “Mindfulness”, aunque nos parezca una práctica complicada e inalcanzable, no lo es. Para adoptar un estilo de vida más consciente, nuestro cerebro solo tiene que encender el botón del “querer”, solo si tú quieres se producirá un cambio en ti.

Son muchos los beneficios que la atención plena nos puede reportar, entre ellos, salir de los automatismos por los que nos movemos, darnos cuenta de que si paramos no ocurre nada… La vida es corta pero no por ello debemos vivirla rápido si no que debemos aprender a vivirla mejor. Practicar Mindfulness nos ayudará en el entorno profesional, a mejorar nuestra capacidad de concentración en la tarea y a tomar decisiones más conscientes, mientras que en tu vida personal, empezarás a disfrutar de esas cosas que sólo pasan una vez en la vida y que cuando echas la vista atrás ya son irrecuperables.

Por todo esto, desde Martin Brainon, te animo a que encuentres esos bloques de desconexión que te ayudarán a conectar y disfrutar plenamente de estas fiestas.

A.E

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*