Cómo mejorar tu rendimiento cuando eres multitarea

Antes yo también pensaba que era multitarea, ¿Yo? Si hago mil cosas a la vez continuamente y sin parar. Buscaba siempre la manera de optimizar mi rendimiento y ser aún más productiva, manteniendo la creencia equivocada. Gracias a la neurociencia entendí que por razones biológicas, el cerebro solo es capaz de desempeñar una tarea al mismo tiempo.

La confusión aparece porque el cambio de tarea se produce tan rápidamente que apenas somos conscientes de que ocurre.

multitarea

Pero vayámonos a la vida real, ¿Cuántas veces has ido conduciendo y hablando por teléfono al mismo tiempo?, No importa que no utilices las manos para sostener el móvil, está demostrado que la activación cerebral que debemos tener al volante, disminuye cuando comenzamos a hablar con alguien, ¿Qué significa esto?. Una disminución de la activación cerebral hacia la tarea significa que nuestro rendimiento y atención en ella bajan de manera significativa, obviando las posibles graves consecuencias de una situación así. A veces por querer hacer más, hacemos menos, incluso nos sometemos a riesgos innecesarios sólo por desconocimiento, considero que este es un ejemplo que la gran mayoría conocemos y con el que podemos sentirnos identificados.

Por tanto, si has llegado hasta aquí buscando maneras de mejorar tu rendimiento y productividad, empieza por olvidar el concepto de multitarea. Una vez conseguido esto, me alegra decirte que, ya has dado el paso más importante hacia el alto rendimiento y optimización de tu tiempo.

El segundo paso se basa en la planificación, existe la creencia que, planificar nos hace perder el tiempo, pero lejos de la realidad, planificar las tareas que vas a realizar durante tu día te ayudará a ser más efectivo, práctico y probablemente más realista la próxima vez. Distribuye el trabajo en tiempos, esto te ayudará a mantener tu atención en solo una cosa y mejorar tu concentración durante el horario que te has propuesto.

El último paso y no por ello menos importante, es parar, deja todo y levántate de la mesa, desconecta de la tarea que estabas llevando a cabo, aunque podamos pensar que estamos perdiendo tiempo de trabajo, no es así, aún dándote un paseo o tomándote un café estas entrenando tu productividad, por tanto, no olvides incluir los tiempos de descanso en tu planificación.

Como seres humanos, tenemos multitud de limitaciones cognitivas, la clave para mejorarlas está en conocerlas, aprovechemos nuestro cerebro monotarea, para ser más efectivos, productivos y sobretodo, para mejorar la calidad de nuestras actividades diarias.

AE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*