¿Aún dudas si organizar un evento en tu empresa?

Hoy quiero hablarte de mi especialidad: los eventos. Siempre bromeo con mis otros compañeros sobre que yo soy la encargada de las fiestas, los saraos, la jarana, lo importante en la vida, ¡vaya!

Lo cierto, es que bromas aparte, los eventos corporativos son tremendamente importantes hoy en día en el mundo empresarial, ya que suponen un elemento de comunicación verdaderamente efectivo tanto internamente como externo a la hora de enseñar al mundo el espíritu de una empresa, la presentación de un nuevo producto o proyecto, refuerza los lazos del propio equipo fomentando las relaciones interpersonales, mejoran el clima laboral… y un largo etcétera de beneficios.

Pero hoy quiero hablarte de cómo influyen estos en nuestro cerebro.

evento corporativo

Todo organizador de eventos que se precie mantendrá una verdad que todos llevamos tatuada en nuestro interior: un evento es una EXPERIENCIA.

Y eso, supone muchas reacciones en nuestra cabeza.

Según el Dr Yuji Naya y sus colegas de la Universidad de Nueva York, tras su experimento un grupo de animales donde se desarrollaba una tarea de memoria de orden presentándoles secuencias de objetos para posteriormente repetir el orden ellos mismos. Para ello, los animales debían recordar los objetos o “el que” y el orden de estos o “el cuándo”, mientras se monitoreaba la actividad de sus células cerebrales en el MTL.
Los resultados mostraron que las dos áreas principales del MTL están involucradas en la integración de «qué» y «cuándo» son el hipocampo y la corteza perirrinal.

El hipocampo, es importante en tareas de la memoria, y proporciona una señal de sincronización entre los eventos clave, proporcionando información sobre el paso del tiempo desde el último evento, así como del tiempo estimado hasta el próximo.

La corteza perirrinal integra esa información sobre «qué» y «cuándo», en otras palabras, qué ocurrió primero o segundo en una serie.

Este nuevo hallazgo nos aporta una comprensión más profunda sobre los patrones de actividad cerebral, permitiéndonos recordar tanto los eventos clave que marcan nuestra vida (bodas, graduaciones, nacimientos…) como el orden en que ocurrieron.

Por eso, ¡no subestimemos la importancia de hacer de nuestro evento empresarial o corporativo único y memorable!

¡Que tengas un maravilloso día!

V.C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*