¿Cómo gestionas tu autonomía responsable cuando tu equipo es tu responsabilidad?

Somos muchos los que necesitaríamos más de 24 horas en el día para hacer todo lo que tenemos previsto. Ser responsable de tu propio tiempo y saber gestionarlo adecuadamente es algo que nunca terminamos de aprender. El término autonomía responsable, acuña todo el conjunto de sucesos de los que la persona debe responsabilizarse, en todos y cada uno de los aspectos de su vida.

Cómo he mencionado antes, la autonomía responsable es una labor individual, pero, de poco vale si no es aplicada por todos los miembros del equipo, entonces ¿qué hacemos para que nuestro equipo adquiera este papel como propio?

Si te faltan horas en el día para gestionar tu vida, tu trabajo y además tienes un gran equipo de personas a tu cargo, transmite los valores a “tu gente”, haz de tus objetivos algo suyo, implícales sin dudarlo en los proyectos, escucha y fomenta que se compartan los avances e impresiones de cada tema que se trabaje.

autonomía-responsable-equipo

Según el modelo del triángulo de la responsabilidad, para que haya conducta responsable, la persona tiene que sentirse vinculada a los objetivos, a las normas y a las tareas.

Trabajar en un ambiente donde prime la autonomía responsable facilitará tu día a día, si confías en que tu entorno está suficientemente “dentro” del proyecto, le motiva y le apetece, estarás seguro de que cada uno asumirá de manera profesional las tareas que le pertenecen tanto si son exitosas como si fracasan o cometen un mínimo error y podrá obtener las lecciones aprendidas y las buenas prácticas.

Mide tus niveles de responsabilidad sobre tu trabajo, piensa en qué medida tu equipo ha adquirido esta filosofía y qué puedes hacer para mejorar.

Invertir tiempo en que tu equipo sea productivo, es cómo ya he dicho, la mejor inversión que puedes hacer, desecha la idea de que dedicar tiempo a los demás significa perderlo, una vez hayas creado un entorno de trabajo en donde en tu equipo prime la autonomía responsable, comprobaras, que esa idea está muy lejos de la realidad.

Trabajar para tu equipo nunca fue tan productivo, tarden más o menos, lo acabarán haciendo de manera incondicional contigo, ahorrándote tiempo y añadiendo un valor incalculable para tu empresa y para tu vida.

Y te puedo asegurar que las 24 horas del día empezaran a ser “casi” suficientes.

AE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*