Cómo transmitir la cultura organizativa a las nuevas incorporaciones

¿Afectan las incorporaciones a la cultura de una organización? ¿Cuál es la mejor manera de transmitir la cultura organizativa?

Me gusta comparar las empresas con los seres vivos, cualquier cambio o alteración en una organización afecta y es necesario alcanzar un nuevo equilibrio. Y sin duda, que entren nuevos colaboradores en una organización es un cambio y muy importante.

Estas alteraciones provocan cambios que pueden ser positivos, es decir, que favorezcan el desempeño, la seguridad, el rendimiento,… O que por el contrario pueda entorpecer y minimizar esos factores.

transmitir la cultura organizativa

Los primeros pasos en una empresa, que pueden durar desde días hasta semanas, son cruciales para el devenir de la relación entre colaborador y organización. Las primeras conversaciones e interacciones, en definitiva los primeros comportamientos, sirven como base para las futuras relaciones.

Por todo esto es muy importante transmitir la cultura organizativa a las nuevas personas que se incorporan de manera formal, mediante la parte más visible de la cultura, lo que Schein denomino “Artefactos y Comportamientos”, y los “Valores declarados”. Con esta información el nuevo colaborador sabrá cómo actuar en determinadas ocasiones.

Este periodo de adaptación es clave ya que transmitir la cultura organizativa de forma correcta conseguirá que el colaborador la haga suya y así su incorporación se verá facilitada porque ayudará a que interiorice la cultura organizativa e interiorice los supuestos básicos, aunque no sepa cuales son y los de por sentado.

Si en tu equipo se va a incorporar alguien dentro de poco te recomiendo que primero le trates como quieras que te traten, con respeto ante todo, que favorezcas una cultura colaborativa y que le expliques las razones de las normas.

Recuerda que para tu colaborador, el cambio es más grande que para tu equipo y tendrá que poner más herramientas de gestión de las emociones, del cambio, de la incertidumbre,… que tú.

Puede que tu organización se encuentre en un momento de estrés debido a la carga de trabajo, o que por el contrario sea un momento de valle. En cada uno de estos casos la dedicación, en tiempo, que le puedes proporcionar a tu nuevo colaborador es diferente, pero aun así no debes olvidarte de facilitarle todo lo necesario

Para finalizar doy la bienvenida a mis nuevos compañeros.

R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*