Autoevaluación: ¿Posees inteligencia emocional?

¿Te has  parado a pensar como gestionas tus emociones?, ¿Qué es la inteligencia emocional?, ¿Qué nivel de inteligencia emocional posees?

En los últimos años ha evolucionado considerablemente la neurociencia, han aparecido numerosas investigaciones científicas que permiten vislumbrar el funcionamiento del cerebro mediante neurotecnología como puede ser el escáner cerebral. Esto, entre otras cosas, nos ha permitido comprender con mayor claridad la manera en que los centros emocionales del cerebro nos incitan a la rabia, al llanto o a la risa.Inteligencia-emocional

Cuando hablas sobre la inteligencia de alguien, posiblemente te refieras a algún amigo, familiar o compañero del trabajo que toma buenas decisiones, asociándolo con su “CI”, el conocido cociente intelectual, pero no es sólo eso, ya que hay personas que con un CI por debajo de la media que son capaces de hacer las cosas sorprendentemente bien.

Existen múltiples habilidades que corresponden a la inteligencia emocional, como son el autocontrol, el entusiasmo, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo. Habilidades, que, y estarás de acuerdo conmigo, corresponden a personas que consideramos “inteligentes”.

Por ello, cuando hablamos de alguien inteligente, no estamos fijándonos sólo en su CI, sino en el equilibrio entre su CI e IE.

El CI viene determinado por lotería genética, pero, ¿realmente sacas su máximo partido? A veces dominar los impulsos emocionales parece escapar a nuestras posibilidades, y esto nos impide sacar nuestro máximo potencial, y más cuando se tratan de impulsos destructivos y frustrantes.

Además, la herencia genética nos ha dotado de un bagaje emocional que determina nuestro temperamento, pero eso no significa que no se pueda cambiar ya que los circuitos cerebrales implicados en la actividad emocional son maleables, por lo tanto, podemos moldear nuestro carácter y entrenar nuestra inteligencia emocional día a día.

Que seas capaz de dominar esos impulsos, comprender los sentimientos de tus semejantes, manejar amablemente tus relaciones y desarrollar la habilidad de: “enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto” (Aristóteles), será lo que te confiera una alta inteligencia emocional.

Como te puedes imaginar, tener una alta inteligencia emocional, te permitirá alcanzar el éxito laboral y personal, por otro lado, las emociones tóxicas no gestionadas de manera adecuada no sólo no te permitirán alcanzar el éxito, sino que pueden ser incluso perjudiciales para tu propia salud.

Tras estas líneas, te pido que hagas una reflexión, para que a sí, mediante un esfuerzo de autoevaluación, desarrolles al máximo tu inteligencia emocional, y que  de esta forma puedas lograr todos tus objetivos.

M.G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*